Práctica
Tabuladores

En el siguiente ejercicio, vamos a simular la pantalla de la secuencia de los títulos de crédito de una película. Los únicos ingredientes serán:

  • Un marco de texto
  • El texto con los créditos
  • Dos tabuladores perfectamente asignados al marco de texto.

Vamos allá, está chupado.



 1   Puesto que lo que se quiere es que el punto medio del texto quede perfectamente centrado, el primer paso sería calcular el punto medio de la caja de texto. En el caso del ejemplo, el marco de texto tiene 100 mm de ancho, con lo que fácilmente calculamos que el punto medio horizontal del marco será 50 mm: 



 2   Lo siguiente será definir la distancia que queremos entre el texto de la izquierda y el texto que lo corresponde a la derecha. En el caso del ejemplo, se ha determinado que la distancia sea de 20 mm, por lo tanto, se tomará una medida de separación de 10 mm a cada lado.



 3   Una vez tengamos claras estas dos ideas, es el momento de empezar a trabajar con tabuladores, para ello, desde la barra de tabulación, se crearán los dos únicos tabuladores necesarios para realizar el ejercicio.
  • Muestra la barra de tabulación desde Texto>Tabulaciones




  • Recordad que para que un texto tabule, no basta con marcar los tabuladores en la barra de tabulación, sino que además hay que insertar el tabulador a golpe de teclado.
  • Este sería el pantallazo del texto correctamente tabulado, con la opción Texto>Mostrar caracteres ocultos activa.




  • ››  El primer tabulador estará situado a 40 mm del margen izquierdo, mientras que el segundo estará a 60 mm.
    Recordemos que hay varios tipos de tabuladores:


    • Imprescindible que el primer tabulador (el de 40 mm) sea un tabulador de alineación derecha, para que el texto empiece a alinearse desde la derecha del tabulador. 

    • A su vez, el segundo tabulador (el de 60 mm) será un tabulador de alineación izquierda, así el texto empezará a alinearse a partir de la izquierda del tabulador. 


    ››  Ya solo nos queda crear la línea de puntos que separa los dos bloques de texto que componen la línea, para ello basta con seleccionar el segundo tabulador (basta con hacer clic en el icono que lo representa sobre la regla de tabulación) y escribir un punto en la casilla Carácter.

    • De esta forma indicamos a Indesign que rellene de ese carácter (el punto que hemos introducido manualmente) el espacio comprendido entre el anterior tabulador y este.


     4   El resultado (con texto blanco sobre fondo oscuro) debería ser el siguiente:



    ››  ¿Has sido capaz de conseguir este diseño repitiendo los pasos indicados?



    ››  Amplía información sobre tabuladores en estas otras entradas del blog:

    Altura máxima de celdas de tabla en Indesign

    ›› Los señores de Adobe, por algún extraño motivo, han decidido que por defecto las celdas de una tabla no puedan superar en altura los 211,667 milímetros.





    ›› Si te ocurre como a mí, que necesitas que una celda tenga una altura superior a la que Indesign permite por defecto, basta con modificar las preferencias del programa.

    ›› Selecciona la celda en cuestión y desde el menú Tabla>Opciones de celda>Filas y columnas, introduce un valor superior al límite marcado por Adobe y, a partir de este momento, tu celda no tendrá límite.



    Hipervínculos en Indesign

    ›› Para empezar, tengamos claro que todo hipervículo se compone de:
      • Un origen: texto, marco o gráfico desde el que se salta.
      • Un destino: Anclaje de texto, página, archivo, correo, o URL al que se salta.
      ›› Varios orígenes pueden saltar a un mismo destino.

      ›› Todo el cotarro relacionado con los hipervínculos se maneja desde el Panel del mismo nombre (Ventana>Interactivo>Hipervínculos).




      A. Destino web (URL). Pasos:

      1. Seleccionar origen, desde el que se saltará.
      2. Crear nuevo Hipervínculo, desde el Panel Vínculos, bien escribiendo la dirección URL, bien desde el menú desplegable del Panel en Nuevo hipervínculo, bien desde el icono "Nuevo hipervínculo" que aparece en la parte inferior del Panel.
      3. Por defecto aparece activa la opción Vincular a URL. A la hora de introducir el destino, tened en cuenta que acepta http://, file://, ftp:// o mailto://.
      4. En la parte inferior del cuadro de opciones, se puede personalizar la apariencia del texto/enlace antes/después de hacer clic.

      • Muy importante, para que en el documento resultante funcionen los enlaces, hay que activar la opción incluir "Hipervínculos" en el cuadro de Exportar de Indesign. 





      B. Destino a un archivo. Pasos:

      1. Seleccionar origen, desde el que se saltará.
      2. Crear el Hipervínculo desde el Panel Vínculos, bien desde el menú desplegable del Panel en Nuevo hipervínculo, bien desde el icono "Nuevo hipervínculo" que aparece en la parte inferior del Panel.
      3. Seleccionar Vincular a Archivo.
      4. Escoger el archivo buscando su ruta de acceso desde el icono en forma de carpeta que aparece a la derecha del espacio para escribir. Ojo con las rutas de acceso al archivo si trabajas en red/disco duro, ya que es posible que el destinatario no encuentre el archivo.
      5. Igualmente, en la parte inferior del cuadro de opciones, se puede personalizar la apariencia del texto/enlace antes/después de hacer clic.


      • El archivo se abrirá en su aplicación nativa Word para .doc, Indesign para .indd.…



      C. Destino a un correo/mail. Pasos:

      1. Seleccionar origen, desde el que se saltará.
      2. Crear el Hipervínculo desde el Panel Vínculos, bien desde el menú desplegable del Panel en Nuevo hipervínculo, bien desde el icono "Nuevo hipervínculo" que aparece en la parte inferior del Panel.
      3. Seleccionar Vincular a Correo electrónico e introducir la dirección de e-mail, así como el Asunto que debe aparecer en el correo.
      4. Seguimos teniendo la posibilidad, en la parte inferior del cuadro de opciones, de personalizar la apariencia del texto/enlace antes/después de hacer clic.



      D. Destino a una página del mismo archivo. En este caso los pasos a seguir varían de las opciones vistas anteriormente:

      Primera parte:
      • Seleccionar el destino (el final del trayecto): para ello creamos un nuevo destino de Hipervínculo, desde el menú desplegable del Panel Hipervínculos (Tipo: "Anclaje de texto").

      Segunda parte:
      • Seleccionar el origen del hipervínculo y desde el Panel Vínculos (bien desde el menú desplegable del Panel en Nuevo hipervínculo, bien desde el icono "Nuevo hipervínculo" que aparece en la parte inferior del Panel) Vincular a Anclaje de texto y seleccionar el anclaje creado en el paso anterior (en el panel, aparecerán listados todos los posibles anclajes del documento).



      Nota: Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones, cuando el documento Indesign se va a exportar como PDF, es más sencillo introducir los saltos en el propio documento PDF desde Acrobat. 





          Ordenar alfabéticamente

          ›› Si bien anda algo escondida, Indesign cuenta con una opción para listar palabras alfabéticamente. La única condición es que cada palabra ha de estar separada por un enter, ya que lo que realmente hace esta opción es listar párrafos de forma alfabética.

          ›› La opción, el script, se encuentra dentro del panel Scripts (Ventana>Utilidades>Scripts).

          ›› La ventana aparece marcada por dos grandes grupos, el de los AppleScript y el de los JavaScript.



          Pasos para listar alfabéticamente un párrafo: 
          • Seleccionar el texto que queremos ordenar alfabéticamente.
          • En la ventana Scripts (dentro del apartado AppleScript), clic sobre el script SortParagraphs.applescript.
          • Inmediatamente, Indesign ordenará el texto seleccionado de forma alfabética. 

          ›› Si necesitas tener un poco más de control sobre esta opción, puedes hacer doble clic sobre el JavaScript SortParagraphs.jsx. Desde aquí se ofrece la posibilidad de variar algún parámetro de ordenación, como invertir el orden, respetar el formato (cursivas, negritas, color…), ignorar  espacios… 


          ›› Una vez modificados los parámetros, y con el texto seleccionado, hacer clic sobre SortParagraphs.jsx para que el texto se ordene.




          Práctica
          Botones interactivos

           1   En un documento nuevo, con los parámetros por defecto, crear 2 elementos: un círculo relleno de color rojo y un marco de texto con un "uno" bien grande.

          ››  Convertir ambos elementos a botón. 
          • Clic en el icono "Convertir el objeto en botón" del Panel Botones (abajo, a la derecha). 
          Convertir el objeto en botón

           2   Vamos a hacer que el Botón 2 (el número) aparezca oculto en el PDF, y que solo se muestre al activar el Botón 1 (el círculo rojo).

          ››  Para ello lo seleccionamos y marcamos la casilla "Oculto hasta activación". 

           3   Vamos a proporcionar al Botón 1 (el círculo rojo) la interactividad para que, al pasar sobre él, haga aparecer el Botón 2 (el número, que hemos indicado que esté oculto hasta activación), y que este desaparezca cuando alejamos el cursor del Botón 1 (el círculo rojo).


          ››  Lo primero será indicar cuándo entra en funcionamiento el botón. Vamos a hacerlo de tal forma que el botón se accione simplemente al acercar el cursor sobre él (sin necesidad de hacer clic).
          • Con el botón 1 seleccionado, acceder a Evento > Al pasar sobre el objeto.


          ››  Ahora vamos a indicar qué hace el Botón 1 cuando interactuamos con él. Puesto que lo que queremos es que muestre el botón 2, se lo indicaremos así: con el Botón 1 seleccionado (el círculo rojo), desde Acciones > Mostrar/ocultar botones y formularios.

          ››  Esto nos permite indicar qué elementos serán visibles/invisibles al interactuar con el botón, mediante la técnica de "los ojitos": 
          • Hacer clic en el icono que aparece a la izquierda de Botón 2 hasta que aparezca el ojo (sin tachar). Esto indica que el botón se hará visible cuando nos acerquemos al Botón 1 
          ››  Como se ha visto, un botón puede efectuar más de una acción, de forma que vamos a indicar una nueva operación cuando nos alejemos del circulo rojo.
          • Seleccionar Evento Al alejarse del objeto. La ventana de Acciones aparece vacía, permitiéndonos añadir una nueva. En nuestro caso será nuevamente Acciones > Mostrar/ocultar botones y formularios
          • Pero esta vez, lo que nos interesa es que el círculo rojo desaparezca, por tanto haremos clic en el icono que aparece a la izquierda de Botón 2 hasta que aparezca el ojo tachado. Esto indica que el botón se hará invisible cuando nos alejemos del Botón 1. 

          ››  El Panel debería quedar de la siguiente manera:


           4   Al exportar el documento como PDF interactivo, el resultado debería ser el siguiente.


          ››  ¿Serías capaz de conseguir este efecto, repitiendo los pasos indicados?


          Botones interactivos


          ››  Un botón, es un elemento interactivo que realiza una acción cuando el usuario hace clic o pasa sobre él. 
          ››  Cualquier elemento (texto, forma vectorial o imagen) se puede convertir en botón. 

          ››  El Panel Botones, se visualiza desde Ventana>Interactivo>Botones



          Convertir un elemento en botón: 
          • Seleccionar elemento que se quiere convertir en botón. 
          • Clic en el icono "Convertir el objeto en botón" del Panel Botones (abajo, a la derecha). 
          Convertir el objeto en botón
          • El Panel muestra tres estados (apariencias) para dicho elemento que determinan cómo se mostrará el objeto/botón de forma natural, al hacer clic o al pasar sobre él (rollover).
          • Nos ofrece, por tanto, la oportunidad de incluir hasta 3 apariencias para un mismo elemento, pudiendo cambiar el color, la opacidad, la forma... en función de su estado (normal, al pasar sobre él, o al hacer "clic" sobre él).
          • Cada vez que se hace clic sobre uno de los estados de "Apariencia", es como si Indesign crease una copia de dicho elemento, de tal forma que se puede modificar la apariencia de esa copia de forma independiente, sin que afecte a las demás.

          Cuándo se activa el botón: 
          • Desde las opciones del desplegable "Evento" vamos a definir el desencadenado de la acción, es decir "cuándo actúa el botón". Tenemos varias posibilidades:
          • Al liberar o tocar es el más utilizado, se hace clic y después se suelta. La acción no se produce hasta una vez que se ha dejado de pulsar el botón. Esto nos permite una última oportunidad de arrastrar el cursor fuera del botón en caso de no querer activarlo.
          • Al hacer clic (sin necesidad de soltarlo): una vez hecho el clic, la acción se reproduce, no hay vuelta atrás, no espera a que soltemos el botón del ratón.
          • Al pasar sobre el objeto: la acción se emprende al entrar el puntero en el radio de acción del botón. Basta acercar el puntero para que se reproduzca.
          • Al alejarse del objeto: es el caso contrario al anterior, la acción se emprende al salir el puntero en el radio de acción del botón. .
          • Estos dos últimos eventos suelen ser complementarios el uno del otro y se suelen utilizar unidos, por ejemplo, al pasar sobre el objeto el botón muestra un pop-up, y al alejarnos lo oculta (ver ejemplo).


          Definir qué hada el botón: 
          • Igualmente, se pueden crear tantas acciones independientes como se necesiten para cada estado de apariencia.
          • Cada acción define qué ocurre cuando activamos ese botón. Las acciones se añaden desde el icono "+" (desde el icono "–" se eliminan).

          • Con cada acción, el panel varía presentando una serie de opciones personalizadas para dicha acción desde las que definir su comportamiento: ir a una página en cuestión, a una dirección web, reproducir un sonido…
          • Se pueden acumular tantas acciones como se deseen, es decir, sería posible activar un sonido a la vez que se abre una página web.



          Botones ocultos: 
          • Para hacerlo más divertido, los botones tienen la posibilidad de ocultarse, tanto en el documento exportado como en el documento impreso.
          • Además, entre sus acciones, figura la de mostrar/ocultar otros botones (incluso a sí mismos). Lo que genera un montón de posibilidades creativas.


          ››  Para entenderlo mejor, te dejo está Práctica con botones interactivos.



            Sangrías en Indesign. ¡Conócelas!

            ››  Bajo este sugerente nombre se esconde una de las formas más interesantes de organizar visualmente y jerarquizar textos.


            ¿Qué hacen las sangrías? 

            ››  Las sangrías son los espacios que desplazan el texto hacía dentro del marco (bien desde el borde izquierdo, bien desde el borde derecho). Tan simple como eso.

            ››  No hay que olvidar que las sangrías son un atributo de párrafo, es decir que se aplican a todo el texto comprendido en él, desde el inicio hasta el siguiente salto de párrafo (Enter).

            ››  No confundir con Objeto>Opciones de marco de texto, que lo que hace es crear un espaciado de margen entre el borde del marco y el texto que contiene. 



            Hay varios tipos de sangrías 
            • Sangría izquierda: es la que afecta a todo el párrafo. Desplaza el párrafo desde la izquierda la cantidad especificada. 
              • Se aplica así: con un texto seleccionado (o el cursor situado en el párrafo que queremos sangrar), establecemos el valor seguido de un Enter en la casilla adecuada del panel de control (ver imagen adjunta):


            • Sangría derecha: funciona exactamente igual, pero desplazando el párrafo desde la derecha. 





              • Sangría izquierda de primera línea: (sangría ordinaria) afecta solo a la primera línea de un párrafo, desplazando el comienzo de línea la cantidad especificada en la casilla correspondiente del panel de control: 
                • Es la sangría más utilizada, ya que ayuda al lector a encontrar dónde comienza cada párrafo. El párrafo que la lleva se denomina párrafo ordinario, español o normal.
                • El párrafo que no lleva ninguna sangría se conoce como párrafo alemán, moderno o en bloque. En este caso, para ayudar al lector a encontrar cuando termina o comienza un párrafo se suele dejar un espacio entre ellos equivalente a la mitad de la interlinea.





              • Sangría francesa (o negativa): es la que afecta a todas las líneas de un párrafo excepto a la primera línea. 
                • Utilizada en diccionarios, índices alfabéticos, bibliografías, apartados con numeración en forma de sumario... El párrafo que la lleva, se denomina párrafo francés.
                • Se consigue a base de combinar la sangría izquierda de primera línea + la sangría izquierda.
                • Se aplica un valor de sangría positivo y el valor equivalente de sangría de primera línea negativo (ver imagen adjunta):




              Sangría francesa inversa: es la que afecta a todas las líneas de un párrafo excepto a la última.
                • Su máxima utilidad se obtiene combinando la sangría derecha de última línea + la sangría derecha + el tabulador de sangría derecha.
                • Sobre un texto seleccionado, se aplica un valor de sangría derecha positivo, el valor equivalente de sangría de última línea negativo y un tabulador que será el encargado de alinear el texto que sobresale a la derecha de la sangría (recomendable ver la imagen adjunta para entenderlo).
                • Asignando una posición al tabulador, sobrepasando los límites de la sangría derecha, conseguimos el efecto de que algunos elementos (el precio en este caso) queden alineados por fuera del bloque de texto principal (los componentes de la pizza).



                • Sangría "hasta aquí": afecta a todas las líneas de un párrafo posteriores a la línea en la que se ha añadido, con independencia de los valores de sangría izquierda que tenga el párrafo.
                  • Con la herramienta Texto seleccionada, clic en el punto en el que se desea insertar la sangría.
                  • Acceder al menú Texto>Insertar carácter especial>Otro>Sangría hasta aquí (el atajo de teclado es (Comando (⌘) + Ñ).
                  • Su aspecto es similar al de una sangría francesa, con la ventaja de que si se hace algún ajuste en el texto, la sangría se desplaza con él.





                    Mi sentencia: 
                    ››  Desde mi punto de vista, no serás buen maquetador mientras no domines el arte de combinar sangrías y tabulaciones, es entonces cuando tendrás todo el poder que el programa te ofrece sobre el texto.


                    ››  Para ello no dejes de visitar estas dos entradas: Los odiados tabuladores y Tabuladores de sangría derecha.